Tratamiento plasma rico en plaquetas (PRP)

tratamiento-mesoterapia-corporal

MÁS INFORMACIÓN




El plasma rico en plaquetas (PRP) es un avanzado tratamiento de medicina estética para el rejuvenecimiento facial, ideal para las pieles maduras que presenten signos de envejecimiento. Y es que, este PRP provoca importantes beneficios sobre la piel, como la restauración de la vitalidad cutánea, el aumento de su grosor y la mejora de elasticidad, firmeza y luminosidad.

¿En qué consiste el Plasma Rico en Plaquetas (PRP)?

El PRP o Plasma Rico en Plaquetas es el plasma que se obtiene de la centrifugación de la sangre del propio paciente. Este plasma, que es exclusivo de cada persona, es rico en factores de crecimiento derivados de las plaquetas y consigue estimular la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico. De este modo, además del rejuvenecimiento facial, el PRP se puede utilizar para el tratamiento de la flacidez de la cara y para la alopecia.

El proceso consiste en la extracción de sangre del propio paciente, que se somete a un centrifugado y activación para obtener el plasma rico en plaquetas. Una vez conseguido se aplicará a través de multipunciones con una aguja muy fina.

Los resultados de este proceso no son visibles inmediatamente sino que comienzan a manifestarse a partir de, al menos, los primeros siete días. El tratamiento se suele repetir a las tres semanas aproximadamente aunque la pauta dependerá del paciente y de su caso concreto.