Tratamiento ONDAS INTERFERENCIALES

MÁS INFORMACIÓN






Las ondas interferenciales son un tratamiento estético enfocado a modelar y mejorar la imagen. Entre los problemas que pueden abordar se encuentran la flacidez muscular causada por pérdidas bruscas de peso, la hipertrofia muscular, dolores musculares causados por contracturas, afecciones circulatorias, edemas o hematomas. También son aplicables durante el postparto y para tratar la celulitis.

Este procedimiento hace uso de dos corrientes de alta frecuencia que llegan a la masa muscular y, a su vez, una tercera corriente (la interferencial) que surge de la diferencia de frecuencia entre las dos anteriores.

Ventajas de las ondas interferenciales

La alta frecuencia de las corrientes permite una profunda penetración en los tejidos. Este tratamiento produce una estimulación del músculo excelente, además de mejorar el retorno venoso, ofrecer efectos analgésicos y tonificar el cuerpo de manera efectiva.

En los casos de celulitis, las ondas interferenciales mejoran de manera considerable el tono muscular y eliminan la flacidez al aumentar la circulación sanguínea en el área donde se aplican. De esta forma, los tejidos eliminan toxinas y otros residuos y reciben más oxígeno.

Ondas Rusas

Al igual que sucede con las corrientes interferenciales, este procedimiento hace uso de ondas de alta frecuencia. En este caso, las utiliza para propiciar el trabajo muscular en zonas profundas y de manera selectiva. Con ello consigue generar la tonificación y la hipertrofia del músculo con una buena tolerancia del paciente y excelentes resultados.

De la misma forma, logran disminuir la resistencia cutánea al tratarse de altas frecuencias, un hecho que permite trabajar en profundidad sin que se genere ningún tipo de sensibilidad en la piel.

Ondas interferenciales y ondas rusas: dos procedimientos seguros

Los dos tratamientos resultan seguros gracias a que hacen uso de corrientes bidireccionales sin dispositivos galvánicos. Por ello, el riesgo de molestias y quemaduras desciende. Además, al no producir ningún malestar ni dolor que lleve aparejada la suspensión del tratamiento, se pueden realizar varias sesiones semanales.