Tratamiento Láser Plasma

tratamiento-laser-plasma

MÁS INFORMACIÓN




El láser plasma resulta un tratamiento muy eficaz para abordar el exceso de piel en la zona de los párpados, los xantelamas u otras irregularidades en este área. Se trata de un dispositivo de exéresis por plasma que elimina estas imperfecciones de manera segura.

Este procedimiento, también conocido como plasmaláser, aborda mucho mejor que otros tratamiento este tipo de problemas, ya que no produce efectos secundarios. Lo hace, además, sin que se tenga que recurrir a una intervención quirúrgica.

Láser plasma para tratar los párpados

El área de los párpados o periocular abarca una piel muy fina y en movimiento continuo a causa del músculo orbicular. Por ello, con el tiempo se ve afectada de diversos problemas como las ojeras, las bolsas debajo de los ojos o las arrugas que surgen en la zona.

La blefaroplastia realizada con láser plasma consigue el rejuvenecimiento de este área, tan importante en el rostro al encontrarse alrededor de los ojos. Soluciona múltiples problemas como los puntos rubíes, las verrugas, los fibromas, queloides o cicatrices. También elimina las arrugas finas como las patas de gallo y manchas de la epidermis hiperpigmentadas.

¿Cómo funciona el láser plasma?

El láser plasma no funciona de la misma forma que los láseres más comunes. Este dispositivo hace uso del plasma, el cuarto estado de agregación de la materia, similar al gaseoso pero que cuenta con algunas partículas cargadas eléctricamente y no tienen el equilibrio electromagnético.

Mediante la ionización de los gases ambientales produce un pequeño arco eléctrico; algo parecido a un rayo que realiza las controladas y pequeñas quemaduras en las zonas de la piel que sufren un problema estético.

Esta quemadura y la desintegración de queratinocitos de la primera capa cutánea formarán una costra que impedirá alcanzar zonas más profundas, un hecho que otorga seguridad al láser plasma.

Su acción cambia la estructura de la zona en la que actúa. Resulta similar a la acción de un potente láser de dióxido de carbono, aunque resulta más conservador y ofrece una recuperación tres veces más rápida.

¿Cómo es el tratamiento con láser plasma?

Tras su aplicación es muy importante no tocar las costras que ha formado. Se debe esperar a que caigan por si mismas y, mientras, tanto, ha de aplicarse un desinfectante por las mañanas y por las noches.

Las costras caerán entre el quinto y el séptimo día posterior al tratamiento. Tras ello, habrá que aplicar un producto que evite la hiperpigmentación de la zona. La piel nueva tras la caída de las costras, en un principio, tendrá una coloración ligeramente roja. Deberá protegerse la zona una semana antes y hasta tres meses después del tratamiento.

El láser plasma ofrece resultados permanentes que solo se alterarán por el proceso natural de envejecimiento. Las sesiones pueden repetirse pasado un mes (la piel ya estará totalmente regenerada) y ocasionalmente se requerirán dos o tres sesiones para lograr los resultados.