Tratamiento Láser Manchas

tratamiento-laser-plasma

MÁS INFORMACIÓN






Las manchas en el rostro son una alteración de la pigmentación en la piel hacia un color más oscuro o hacia uno más claro y que suelen producirse por hiperpigmetación, es decir, por la producción excesiva de melanina en una zona determinada.

Aunque, en un principio, no tienen por qué traducirse en un problema médico, las manchas faciales pueden generar ciertos recelos estéticos, ya que rompen la uniformidad del color de la piel. Desde Forma y Línea ofrecemos dos tratamientos para obtener los mejores resultados en la eliminación de manchas: el láser Q-Switched o la luz pulsada (IPL).

¿En qué consiste el láser Q-Switched?

Gracias a la exclusiva tecnología Q-Switched este láser para manchas es uno de los más rápidos y potentes del mercado para eliminar las manchas de la piel. Además, este tipo de láser es efectivo igualmente para la eliminación de tatuajes, hiperpigmentaciones o micropigmentaciones tanto de labios como de cejas.

Ventajas del láser Q-Switched

  • Seguridad: el láser Q-Switched es un tratamiento no invasivo que permite que el paciente pueda incorporarse a su vida cotidiana de forma inmediata, ya que no requiere de postoperatorio. Además, no deja cicatrices ni marcas.
  • Efectividad y rapidez: el efecto de láser en el rostro empieza a notarse a partir de la primera sesión. El número de sesiones dependerá de la tipología de la mancha y de dónde esté localizada y puede ir desde una sola sesión a tres sesiones o más.
  • Selectivo: el láser actúa de forma muy selectiva sobre el pigmento de la mancha cutánea.