Tratamiento Infiltración Radiesse

tratamiento-medicoestetico

MÁS INFORMACIÓN






El rostro recupera su definición mediante la infiltración de Radiesse a nivel de la piel del óvalo facial ya que estimula la formación de colágeno en las líneas de pérdida de tensión facial. De esta manera, se ayuda a que desaparezca la flacidez generada con el paso de los años en la cara, conservando la naturalidad en la expresión facial. El tratamiento suele rondar los 30-45 minutos de duración por por sesión y se suele aplicar cada 10- 12 meses.

Este material de relleno nos facilita el tratamiento para  la pérdida de volumen (por ejemplo en lipodistrofias o cicatrices atróficas), la rinomodelación sin cirugía, la recuperación del óvalo facial, el tratamiento de surcos  y arrugas, la mejora de la flaccidez cutánea o la bioestimulación cutánea con formación de nuevo colágeno.

¿En qué consiste el tratamiento de infiltración Radiesse?

El producto Radiesse (nombre comercial) está compuesto por un gel portador acuoso y por microesferas de hidroxiapatita cálcica, que propician el efecto de cimentación o formador de colágeno. La hidroxiapatita cálcica es un material de relleno degradable y biocompatible, con capacidad de estimular la formación de colágeno.

Esta infiltración se suele llevar a cabo mediante dos tipos de aplicaciones: depósitos puntuales para recuperar volúmenes y levantar estructuras deprimidas y mediante sistema de vectores lineales, que produce un efecto “lifting”.

¿Cómo se aplica la infiltración de Radiesse?

En primer lugar, este tratamiento requiere de una historia clínica para determinar posibles contraindicaciones y, tras el diagnóstico, se pasa a una primera fase que incluye toma de fotografías de las zonas de tratamiento, la higiene facial y la desinfección de la zona de tratamiento.

El tratamiento consiste en la infiltración del material de relleno mediante pequeñas infiltraciones con aguja o cánula con las diferentes técnicas de aplicación según zona de tratamiento y material de relleno, que son explicadas con detalle por el equipo médico en la primera consulta.

El proceso incluye, en caso de que se considere necesario, la aplicación de anestésico tópico o local para evitar molestias y un masajeado de la zona para asentar el material.

Una vez finalizado el proceso se procederá a la limpieza de la zona y la aplicación del tratamiento cosmético adecuado y se asesorará al usuario sobre las pautas de que debe seguir en su domicilio.

Durante el periodo que va de las dos a cuatro semanas la reabsorción del gel portador acuoso provoca que disminuya un poco el efecto mientras que a partir de la cuarta a sexta semana los efectos comienzan a ser más visibles, pudiendo perdurar hasta 18 meses. Dado que el efecto de Radiesse aumenta de una forma gradual, es recomendable establecer sesiones periódicas para pautar las próximas visitas, dependiendo del efecto del producto en la piel.