Tratamiento Hidrolipoclasia

tratamiento-hidrolipoclasia

MÁS INFORMACIÓN






La hidrolipoclasia sónica, también conocida como liposucción sin cirugía, es una técnica para la eliminación de la celulitis y de la grasa localizada en diversas zonas del cuerpo. Se trata de un procedimiento sencillo e indoloro que tiene como fin remodelar la figura y que llega a reducir de 1 a 2 centímetros por sesión. Además, resulta menos costoso que una liposucción quirúrgica.

¿En qué consiste el tratamiento con hidrolipoclasia?

Tras una evaluación médica en la que se determinarán las zonas del cuerpo que tienen un exceso de grasa, se aplicará un suero fisiológico inyectado con baja osmoralidad, una solución de agua y otros componentes que rompe las células grasas conocidas como adipocitos. Esta rotura produce la liberación de la grasa que contienen las células. La eliminación de la misma se realiza por vía venosa y linfática, encargándose el hígado de metabolizarla.

Un tratamiento de ultrasonidos y un drenaje linfático liberarán por completo la grasa de los adipocitos que se han intervenido. Por último, una faja post-liposucción ayudará a modelar la nueva figura.

Cada sesión, en la que se trabaja una zona, dura aproximadamente una hora. El número de sesiones dependerá de las zonas a tratar, la cantidad de grasa que se quiere eliminar y del tipo de grasa. Durante el tratamiento resulta imprescindible que se lleve una dieta baja en grasa y alcohol con el fin de favorecer la metabolización de las grasas liberadas.

Beneficios de la hidrolipoclasia

La Hidrolipoclasia está indicada para la eliminación de celulitis y volumen en cartucheras muslos y abdomen, así como en antebrazos, cuello, papada rodillas, espalda y otras zonas del cuerpo.

También se utiliza para tratar la piel de naranja, la cara redondeada (en el caso de aumento de peso) y la papada. Se trata de un procedimiento que obtiene resultados rápidamente. Como ejemplo, basta con señalar que es cuatro veces más rápida que la cavitación.