Tratamiento Ginseng siberiano

tratamiento-ginseng-siberiano

MÁS INFORMACIÓN






El ginseng siberiano es un tratamiento energizante facial que regenera, mejora la renovación celular y recarga de energía la piel, de tal forma que ilumina y logra un efecto rejuvenecedor en el cutis del rostro.

Este procedimiento, desarrollado por Sothys, ha sido utilizado para paliar los efectos de la radiación entre los astronautas después de sus viajes fuera de la tierra o tras el desastre nuclear de Chernóbil. Utiliza las propiedades del ginseng siberiano, una planta que se adapta a las circunstancias de cada situación gracias a sus peculiares principios activos.

El objetivo del tratamiento es preservar cualquier tipo de piel, con cualquier edad, durante todo el año, ya sea de un hombre o de una mujer. Así, el ginseng siberiano logra hasta un 80 % más de resplandor en el rostro.

¿En qué consiste el tratamiento con ginseng siberiano?

Tras un desmaquillar y limpiar en profundidad la cara, se preparará la piel en cuatro pasos:

  1. Aplicación del gommage (exfoliante) enzimático con movimientos en círculo en el rostro y el cuello con el fin de eliminar células cutáneas muertas.
  2. Exposición de la cara al vapor y aplicar masajeadas unas gotas de aceite bioestimulante.
  3. Retirar los restos de gommage y los comedones.
  4. Aplicación de una loción refrescante para purificar el área tratada.

Tras esta preparación es el turno del concentrado de ginseng siberiano, que actuará sobre la zona reactivando la circulación cutánea de cuello y cara. Le sucederá un relajante masaje en ambas partes del cuerpo con otra crema realizada a partir de ginseng siberiano para tal efecto.

El siguiente paso consistirá en aplicar una mezcla densa de gel de mascarilla con polvo de bicarnonato que actuará durante un cuarto de hora. Por último, habrá que aplicar unas gotas de suero energizante si fuera necesario para concluir con la crema de día energizante.

Tras este procedimiento será necesario dejar en reposo la piel durante un corto periodo de tiempo para que la crema se filtre. Una vez pasado este descanso, ya será posible maquillarse. En total, todo el tratamiento se prolonga durante 90 minutos.