Fotodepilación IPL

MÁS INFORMACIÓN






La fotodepilación consiste en destruir el folículo piloso por medio de la energía luminosa y la acción térmica. La tecnología IPL (Intensed Pulsed Light) ofrece un tratamiento no invasivo para la eliminación del pelo no deseado en cualquier área del cuerpo a partir de una luz pulsada de alta intensidad.

¿Cómo funciona la fotodepilación?

La depilación permanente consiste en destruir los folículos pilosos para que no produzcan vello. El vello tiene color debido a la melanina, y es precisamente en esto en lo que se basa la técnica de depilación ya que la luz incide sobre la melanina y el folículo del vello, que es donde se encuentran las células que hacen crecer el pelo.

Para eliminar el vello se necesitan varias sesiones ya que este pelo no tiene el mismo ritmo de crecimiento. Así,  los vellos no se destruyen de forma inmediata, sino que van siendo debilitados a lo largo de las sesiones.

¿Cuáles son las ventajas de la tecnología IPL?

La principal ventaja de la fotodepilación con luz pulsada es que la longitud de onda es regulable, lo que permite ajustar la energía con la que se aplica y el tiempo entre un punto de luz y otro.

Gracias a esta característica, la tecnología IPL es apta para cualquier tipo de piel, incluidas las sensibles, y para diferentes tipos de vello. La luz pulsada es bastante efectiva en la mayoría de fototipos gracias a esta longitud de onda variable que permite que también sea un método indicado para pelos más claros, rubios o pelirrojos. En cualquier caso su efectividad es mayor cuanto más oscuro es el pelo.