Tratamiento Corporal con Algas

Tratamientos Algas Ciudad Real y Puertollano

MÁS INFORMACIÓN






Una hidratación profunda de la piel y la eliminación de toxinas es el resultado del tratamiento de algas. Ideal para tratar la retención de líquidos y la celulitis, esta técnica combina fango marino y parafina, dos componentes que aumentan la temperatura del cuerpo con fines terapéuticos ayudados por un envoltorio plástico, que aciva sus propiedades y genera un efecto micro-sauna.

Tratamiento de Algas

Reacción está diseñada para tratar esas zonas rebeldes de celulitis en la raíz y a la vez reforzar las fibras de colágeno. El resultado es una piel con una apariencia más firme y con más tono.

¿Cómo actúa el tratamiento de algas en el cuerpo?

La envoltura plástica de este tratamiento, además de activar sus componentes, abre los poros de la piel. Esta circunstancia ayuda a que el fango y la parafina -o parafango- penetre mejor en el cuerpo e incremente sus efectos positivos.

Un tratamiento de algas suele constar de media hora de masaje terapéutico y otros treinta minutos más en los que se aplica el parafango con la envoltura de plástico.

¿Qué es el parafango?

Se trata de un compuesto de fango marino, rico en sales minerales y oligoelementos, y parafina. Por un lado, la parafina es un producto que ofrece una gran retención y conductividad del calor, lo propicia el efecto micro-sauna. Además, nutre, protege y suaviza la piel.

Por otro lado, el fango marino basa su composición en los poloides, una mezcla de agua mineral y el propio fango del mar sólido. Su papel es activar la circulación sanguínea, eliminar las toxinas, tonificar tejidos y suavizar la piel.

¿Cuáles son los beneficios de las algas marinas?

Los dos beneficios globales de este tratamiento se plasman en la profunda y duradera hidratación que produce y la eliminación de las toxinas existentes. Además, es perfecto para la eliminación de rigideces articulares y contracturas, así como para la reducción de la grasa subcutánea en zonas como muslos, brazos, abdomen. Su aplicación también relaja y tonifica la piel.

Unido a todo ello, el tratamiento con algas marinas tiene efectos antirreumáticos, analgésicos y antiinflamatorios. Además, reduce, relaja tonifica y remodela la puel mientras lucha contra la celulitis.

Pero no solo tiene estos beneficiosos efectos en el cuerpo. También es lipolítico (transforma la grasa en glicerol y ácidos grasos), activa la circulación sanguínea, lleva aparejada la pérdida de centímetros de contorno desde la primera sesión, tiene efectos antiedema, favorece la sudoración y regula la permeabilidad capilar.