Varices en las piernas

tratamiento-flebologia

MÁS INFORMACIÓN




Las varices son venas que han sufrido una dilatación a causa del estancamiento de sangre, ya que no encuentra una fluidez adecuada para retornar al corazón. Este estancamiento no tiene por qué producir siempre una variz, ya que si su aparición favorece el retorno de la sangre, la vena recuperará la normalidad. Sin embargo, si permanece mucho tiempo dilatada porque no se resuelve el problema de retorno de sangre, la vena se convertirá en variz.

Las varices afectan a una de cada diez personas, con mayor incidencia en mujeres. La obesidad, la falta de ejercicio, antecedentes familiares y el embarazo son causas que fomentan su aparición. Se pueden dar en cualquier parte del cuerpo, aunque lo más común es encontrarse con varices en las piernas

También llamadas coloquialmente arañitas en las piernas, las varices encuentran en esta zona su lugar de aparición más común. Cabe señalar que la variz tiende a hacerse más grande con el paso del tiempo, un hecho que puede acabar generando edemas en las piernas y úlceras varicosas. Esta hinchazón suele estar precedida de una pigmentación oscura.

Cómo curar las varices, tratamientos

Las varices en piernas encuentran solución en los cambios de estilo de vida y en tratamientos específicos. Así, el ejercicio, la pérdida de peso, no permanecer mucho tiempo de pie, no cruzar las piernas al sentarse o usar ropa amplia son algunas medidas que contribuirán a que no aparezcan varices en las piernas o a que no empeoren.

No obstante, para acabar con las varices existen procedimientos concretos. Estos pasan por bloquear o eliminar la vena dilatada que se ha convertido en variz. Estos tratamientos no generan problemas circulatorios, ya que otras venas acogerán el paso de sangre de la variz que se ha eliminado.
La escleroterapia es uno de estos procedimientos para acabar con las varices, sobre todo las pequeñas. Consiste en la inyección de una sustancia química en la variz que causa irritación y forma una cicatriz dentro de la vena con el fin de bloquearla. Una vez aplicado, el paso del tiempo llevará a la desaparición de la variz.
Otra de las formas de curar las varices o, mejor dicho, eliminarlas, es el láser vascular. Se trata de la aplicación de energía luminosa en la variz mediante el láser para eliminar la vena afectada. Igualmente, es efectivo en varices pequeñas.