hilos-tensores-ciudad-real
Salud y Belleza
/
0 Comments
/
Lo último para reafirmar la piel

Los hilos tensores V-Lift-Pro, llamados también “hilos mágicos” estimulan los tejidos creando nuevo colágeno y fibroblastos, rejuvenecen desde adentro hacia afuera.

Los hilos mágicos regeneran la piel y tensan el tejido para CORREGIR la flacidez. Es un tratamiento efectivo, rápido e indoloro.

¿Qué son los Hilos mágicos o hilos tensores?

Los hilos mágicos (o hilos tensores) también son conocidos como el lifting sin cirugía del cuerpo y el rostro. Esta técnica permite, sin cortes ni suturas, sin internación ni anestesia, lograr un verdadero rejuvenecimiento del cuerpo y el rostro.

La razón por la que los llaman “hilos mágicos” deriva de la auténtica innovación que representan con respecto al resto de hilos tensores: el material del que están fabricados, el Polidioxano, crea tejido de soporte de forma natural por la producción de colágeno y fibroblastos alrededor del hilo insertado, que tensan y redensifican la piel.

Los hilos tensores V-Lift Pro son hilos suspensorios de Polidioxanona (PDO), especialmente diseñados para ser insertados en el cuerpo humano, totalmente compatibles, asépticos (contienen antibiótico) y reabsorbibles por el organismo. Una de las principales ventajas de este producto ‘mágico’ es que prácticamente no existen alergias ni rechazos. Además, es indetectable a la palpación y a la vista, y sólo necesita mantenimiento a medio plazo. Los resultados, naturales y en armonía con la fisonomía del paciente.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

La técnica es sencilla y consiste en la introducción de los hilos bajo la piel con una aguja guía, diseñada especialmente para este fin.
Cada hilo está provisto de pequeñas espículas que son la característica esencial que les permite anclarse en el tejido celular subcutáneo.
Una vez introducidos, traccionan y se produce una natural estimulación de la estructura del tejido, obteniéndose así el efecto lifting en la zona tratada, ya sea el cuello, los pómulos, las cejas o brazos.

Una vez introducidos traccionan y van a estimular la producción de colageno de la piel. No se detectan ni a la palpación ni a la vista. La técnica de la implantación va a depender de las necesidades de cada paciente, su edad, el envejecimiento de la piel y su fisionomía. El procedimiento requiere de habilidad, experiencia y conocimientos médicos específicos, por lo que debe ser realizado por un profesional formado en la técnica. Los hilos mágicos se pueden combinar con otros tratamientos de rejuvenecimiento facial exceptuando la radiofrecuencia y el Ácido Hialurónico.

Ventajas de los hilos mágicos:

¿QUÉ VENTAJAS TIENE?

Rejuvenecen desde adentro hacia afuera estimulando la piel para crear nuevo colágeno y fibroblastos. El resultado es una piel más elástica y brillante.
Sin sangrado y sin cicatrices, los hilos de PDO no presentan artefactos de anclaje, ni tienen que ser suturados.
Son reabsorbibles y biocompatibles, sin rechazos ni procesos alérgicos.
El procedimiento es rápido e indoloro y tiene una duración de 20 a 30 minutos, y el paciente puede incorporarse a su vida habitual de forma inmediata.
se puede combinar con otras técnicas.

RESULTADOS

Como los hilos mágicos no realizan un efecto mecánico, los resultados son progresivos y naturales, en armonía con la fisonomía del paciente. Se puede ver el efecto definitivo a las tres semanas, mejorando continuamente alcanzando la plenitud a los 2 meses. El resultado tiene una duración de 12 meses a 18 meses. El rostro adquiere un aspecto más descansado, sin cambios artificiales.

Los efectos secundarios son mínimos: edema, enrojecimiento o algún hematoma, que desaparecen al poco tiempo. Los pacientes pueden incorporarse inmediatamente a su actividad habitual.

¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO V-LIFT PRO?

Personas a partir de los 35 años, que inicien ya los primeros signos de flacidez facial o bien como tratamiento preventivo. Es una excelente alternativa para “prevenir”, “reparar” y “mejorar” la flacidez gravitacional, además de retrasar durante algunos años un lifting quirúrgico.